Blog  

"GO TRUMP!"

119
23-08-2016

Hace unas semanas que estoy de nuevo en Chicago. Aquí estuve de profesor y conservo algún amigo. La primera noche que volví a pasear sobre el puente de Michigan Avenue alcé la cabeza para contemplar mi rascacielos favorito: un cilindro acristalado que sube hasta el cielo y se confunde con su color. Como si su materia fuera el aire. Pero desde su erección esta torre ostenta en grandes letras el apellido de su patrocinador: Trump. Huelga decir que ahora más que nunca ese apellido gigante en el centro urbano de Chicago disgusta a mucha gente. Trump es el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos en las elecciones del próximo Noviembre. Esta ciudad americana es acusadamente liberal y vota a los demócratas. No quiere ver a Trump ni en pintura.

Por eso fue divertido ver una noche que los propios ocupantes del rascacielos habían dejado las luces abiertas de sus oficinas y apartamentos, de manera que dibujaban claramente un NO por encima de las letras TRUMP. Es la contrapartida del lema más oído en otros estados: GO TRUMP. Aquí, en cambio, todos dicen que es un hombre que simplemente está loco y que es imposible que llegue a ganar. Un judío me dijo: “No tiene la prensa a su favor”. Una católica: “Yo votaba republicano, pero esta vez sin duda a Hillary. Él no es un caballero”. Una episcopaliana: “Ni loca voto a este hombre, quiere echar a los latinos”. El rechazo de éstos es unánime, y el de la clase media-alta y los profesionales parece mayoritario. Pero está el enigma de lo que van a hacer los afroamericanos y la clase media baja que padece la actual recesión.

Un amigo que trabaja en la Reserva Federal me mira y confiesa: “…pero podría ganar”. Trump está loco, es un peligro, pero dice lo que piensa y lo que piensa mucha gente. Sabe que lo que dice le perjudica, pero aun así lo dice. A su manera, es sincero y honesto, y a muchos esta campechanía les gusta.

Norbert Bilbeny, catedrático de Ética

0.0
Donald Trump Estados Unidos Chicago

No hay ningún comentario de momento...

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado.