Blog  

4 Resultados de etiquetas por Consumo

En la segunda quincena de septiembre, los medios de comunicación se hicieron eco de la oposición de vecinos en Barcelona a una sala de consumo supervisado de drogas por vía intravenosa. En Barcelona hay 10 centros atención a consumidores de drogas no legales, en 7 del os cuales hay salas de consumo intravenoso. Esta amplia red de centros asistenciales hace que la ciudad sea un referente internacional en la atención a personas consumidoras de drogas. Leer más
Si hay una escena común al cine de mafiosos es el malo entrando con la automática en el garito y dándole al gatillo. De todas sus balas perdidas las más certeras solían abatir al pianista, obligado a tocar en un estrado elevado y por tanto blanco fácil. Iba a ser el único momento de la noche en que envidiaría a esos ágiles y cobardes clientes, que pueden tirarse bajo las mesas para salvar la vida. Pero en fin, no había estado mal ser la estrella, alma del local, un poco reconocida y regularmente pagada. Leer más
Durante siglos, en la parte baja de las casas europeas, se alimentaron cerdos para de forma regular matarlos y comérselos. Convivíamos con su olor, suciedad e insectos en el piso inferior de la casa. Después de verlos nacer, crecer y reproducirse acudíamos a una orgía de muerte, sangre y vísceras disfrutada en familia. Tanto se aprovechaba todo, que los niños inflaban la vejiga urinaria haciendo el equivalente de un globo actual. A diferencia de ellos, hoy a niños y mayores nos asquearía la visión directa de una matanza. En el mostrador de la carne todo es absolutamente pulcro y los cerdos, visiones de fotografía o dibujos en el envase para distinguir de qué animal es cada pieza. Pero nosotros, los modernos, seguimos alimentando cerdos. Leer más
Durante siglos, en la parte baja de las casas europeas, se alimentaron cerdos para de forma regular matarlos y comérselos. Convivíamos con su olor, suciedad e insectos en el piso inferior de la casa. Después de verlos nacer, crecer y reproducirse acudíamos a una orgía de muerte, sangre y vísceras disfrutada en familia. Tanto se aprovechaba todo, que los niños inflaban la vejiga urinaria haciendo el equivalente de un globo actual. A diferencia de ellos, hoy a niños y mayores nos asquearía la visión directa de una matanza. En el mostrador de la carne todo es absolutamente pulcro y los cerdos, visiones de fotografía o dibujos en el envase para distinguir de qué animal es cada pieza. Pero nosotros, los modernos, seguimos alimentando cerdos. Leer más