Número 623

Número 623

Febrero 2003

Ver sumario

Mi biblioteca de literatura juvenil

Joaquim Carbó
Me parece imprescindible recurrir a los clásicos de la aventura, aquellos textos que tuve el placer de leer en el momento más oportuno, hace ya muchos, demasiados años, y que me permitieron viajar por un mundo mucho más atractivo del que nos ofrecía aquella miserable posguerra de los años cuarenta. Un ineludible criterio de selección impone la necesidad de concretar la lista a unos cuantos títulos, lo que me obliga a renunciar a creadores de algunas obras maestras del género como pueden ser Jack London, Fenimore Cooper, Jonathan Swift, Edgar Rice Burroghs, James Oliver Curwood y tantos otros. ¿Cómo es posible olvidar las horas tan apasionantes en que me alejé de toda suerte de problemas leyendo, y releyendo, las páginas de Las minas del Rey Salomón, Robinson Crusoe, Kim de la India, Los tres mosqueteros o las sublimes epopeyas de Don Quijote, Ulises o Tirant lo Blanc?

Cómo explicar la idea de Europa

Jaime Arias, Xavier Vidal-​Folch y Martí Anglada
¿Cómo se nutre la sensibilidad europea de los ciudadanos de los países miembros de la Unión? Tenemos por ejemplo información abundante de la política española o de la autonomía que corresponda, pero tenemos menos información europea. ¿Hasta qué punto esto es responsabilidad de las instituciones europeas, que no llegan al ciudadano, o de los mismos medios de comunicación?

Los seres desbordantes de misterio de Joan Guasp

Joan Guasp
Escritor
Me dan risa todos esos hombres que se ponen tan solemnes para hablar de cosas solemnes.
No había hecho nada: así que no era inocente.
Más que el perro se debería domesticar al amo del perro.
La pluma es un utensilio para divertir al lector.
La maldad no es otra cosa que amor reprimido.
Cuando me encuentro en un estado depresivo no voy al médico, voy al teatro.

El síndrome del año viejo

El mes pasado celebramos el cambio de año. Otro año más en la cuenta de todos. La revista italiana Riza Psicosomatica hizo una encuesta sobre el modo en que la gente afronta ese día ineludible.

Cada día trae su afán

Enrique múgica Herzog
Defensor del Pueblo Español
Entrando al trapo plutarquiano que se me propone, y tratando de ajustarme a las condiciones espacio-​temporales indicadas, ahí va mi aportación, en cuatro puntos, a «las vidas» de El Ciervo: Uno. Pocas veces, en mi ya larga trayectoria profesional pública, me he enfrentado a una ocupación tan intensa y diversa como la que corresponde al desarrollo de las tareas asignadas al Defensor del Pueblo, de España.

Una pastillita antinuclear

En Estados Unidos se preparan para cualquier eventualidad terrorista. Ahora se ha incorporado al botiquín de cualquier familia americana la píldora No-​Rad (anti radiaciones)…

Periodismo dentro del periodismo

Josep Maria Casasús
Defensor del lector de «La Vanguardia»
Los amigos de El Ciervo me invitan a que explique cómo transcurre un día en mi vida como defensor del lector de La Vanguardia. Agradezco muy particularmente esta invitación por dos razones principales. La primera es que me siento identificado con esta revista. Soy lector de ella, y a los lectores nos satisface que aquellas publicaciones con las que establecemos vínculos de fidelidad emotiva e intelectual nos inviten expresamente a escribir en ellas.

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad