Número 630631

Número 630631

Septiembre-​octubre 2003

Ver sumario

Me he divertido tanto que no puedo decir que haya trabajado

Conversación entre Martín de Riquer, Lorenzo Gomis y Jordi Pérez Colomé
Martín de Riquer nos recibe en su casa en Barcelona. Tras hablar sobre el contenido general de la charla, aclara que más que hablar de él, prefiere hablar de los demás. Empezamos pues por Cervantes.

Un paseo por el Vaticano

Josep M. Margenat
Jesuita y profesor de Filosofía Social en ETEA
Para muchos la curia es un edificio, para otros un organigrama, o un mundo. El nombre viene del latín. Así eran llamadas las subdivisiones de cada una de las tres tribus patricias en la Roma antigua. Las salas de reunión del Senado también se llamaban curias. Desde el siglo xi existe una Curia del Papa para asistirle en el gobierno de la Iglesia. En este diccionario nos proponemos conocerla mejor, con algo de “humorismo transcendental”. A la Curia le hace falta.

Solución: suprimirla

Joaquim Gomis
Escritor
Una de las muchas cosas que debo agradecer a José María Díez-​Alegría –por quien tengo una honda simpatía admirativa como singular cóctel de fe, humanidad y humor– es su aguda y realista propuesta sobre la Curia romana.

Un Estado sin huelgas

Teresa Bustelo
Periodista de la Oficina de Prensa del Vaticano
Se dice que al final de la única entrevista, obviamente oficial, concedida por Juan XXIII a un periódico, el entrevistador pidió al pontífice si podía hacerle una pregunta fuera del programa. “Santidad –dijo– ¿cuántas personas trabajan en el Vaticano?” “Oh –respondió el Papa– por lo menos la mitad”.

¿Dónde vive George W. Bush?

Eusebio Val
Corresponsal de «La Vanguardia» en Washington
Desde el año 1800, cuando la inauguró John Adams, la Casa Blanca ha sido la residencia oficial de los presidentes de Estados Unidos. Situada en el 1600 de la avenida Pennsylvania, en el centro de Washington D.C., es uno de los iconos por excelencia de la nación y un constante imán de turistas. En los años cuarenta del siglo pasado, durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt, se estableció una residencia de fin de semana, Camp David, en las montañas Catoctin (Maryland), a unos cien kilómetros al norte de la capital federal.

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad