Número 692

Número 692

Noviembre 2008

Ver sumario

Me hubiera gustado ser economista

Joaquim Gomis
Pensaba titular: “Economía, ¡sálvanos!” Porque me temo que la economía –y los economistas– son mal vistos. Aunque todos dependamos de ella y de ellos. Es posible que el título de este número de nuestra revista parezca insinuarlo.

Quién sabe cómo se salva el mundo

Jordi Pérez Colomé
Andrew Lahde dirigía un fondo de inversión en Estados Unidos. Un fondo de inversión reúne dinero de personas y empresas y un financiero se encarga de invertirlo aquí y allí, donde dé más dinero.

Las relaciones peligrosas de la prensa económica

Daniel Roth
Uno de los secretos mejor guardados del periodismo económico, sino del periodismo en general, es la identidad de las fuentes.

Ideas para otra economía

Josep Escales
Como buen catalán, nacido un año antes de la guerra en Enviny, pueblo del Pirineo leridano, recordando bien las estrecheces y luchas de la guerra y de la posguerra; habiendo sido testigo del cambio económico en España y luego de los cambios a nivel mundial, propiciados por la globalización a la que nos ha llevado el libre mercado generalizado, uno se ve fuertemente cuestionado por tales sucesos, y no sale de su asombro al constatarlos.

Quiero hablar con él mirándonos a los ojos

Imma O’Callaghan
Me salió un marido muy emprendedor. Empezó muy pronto a trabajar duro.

Más ventajas que inconvenientes

Elisabet Sans
No puedo generalizar, pero en mi caso, mi marido ha tenido que viajar mucho para la empresa.

Informaciones con pánico y otras vanidades

Antonio Lorenzo
«Pánico. Crisis sistémica en la banca. Pánico. Crisis económica. Pánico. Crisis de liquidez mundial. Sinceramente, no tengo palabras. Sí, es un verdadero crash.” De esta forma describía José Luis Martínez, estratega de Citibank en España, el batacazo bursátil que laminó los mercados mundiales el pasado 10 de octubre.

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad