Número 728

Número 728

Noviembre 2011

Ver sumario

El super 8

Leticia Campa
Bueno, no sé por donde empezar. Cuando te encuentras teniendo que hablar de una persona tan grande como Roser, te falta espacio y te sobran palabras.

Era Juana de Arco

Joan Guasp
De Roser aprendí, por paradójico que pueda parecer, a quererme más a mí mismo. Lo aprendí de manera natural, sin que ella se percatara de que me lo estaba enseñando.

La humanidad de Dios

Jose María Castillo
En virtud del conocido genéricamente como Decreto de Libertad de Enseñanza, del 21 de octubre de 1868, las Facultades de Teología fueron abolidas y, en consecuencia, excluidas de la enseñanza universitaria en España.

Sin llamadas

Soledad Gomis
El teléfono sin llamadas, el contestador sin mensajes son lo que concretan ahora, con mayor crudeza, la ausencia de mi madre.

Admirable serenidad

Jaime Arias
De tarde en tarde, en diferentes encuentros siempre cordiales, pero no exentos de nostalgia, dado los comunes recuerdos de seres tan queridos que a uno y otra se nos fueron.

Mujer de a pie

Josep Maria Margenat
Rosario era una inconformista. Las conversaciones y el mundo de los vencedores de la guerra incivil la alertaron contra la retórica falsa. No podía soportar la hipocresía de los bienpensantes.

Recordatorio sentimental

Joaquim Gomis
Entre lo mucho que se ha dicho sobre Rosario (para mí siempre Roser) tras su muerte, he echado de menos una palabra sobre sus nietos. Abundantes y distintos pero en algo coincidentes: su cariño hacia su abuela.

Revistas del grupo

Nuestra redacción

Publicidad