Blog  

Últimas publicaciones

142
5-04-2016
¡Qué Panamá! Con esta expresión –habitual, dice, en Francia a principios del siglo XX–, John Le Carré encabeza su novela El sastre de Panamá. Significa que un conflicto es insoluble. ¡Qué Panamá!, es decir, ¡qué panorama, qué lío, que pastel, qué empanada, que chanchullo! El sastre de su novela va tomando las medidas a una caterva de personajes a cual más corrupto. Y el MI6 lo recluta, claro. No con argumentos patrióticos sino con los que se llevan en su ambiente y suelen ser parecidos: dinero, coacción, chantaje. El sastre de Panamá lo que narra, como casi todo en Le Carré, es un desastre, un desastre de mundo, que es el nuestro. ¡Qué Panamá! Leer más
Tras los actos terroristas que se llevaron la vida de 32 personas en Bruselas el martes 23, sólo en los cinco días siguientes ha habido otros atentados. En un estadio de fútbol al sur de Bagdad un suicida mató a 40 personas, el viernes 25. Fue obra del Estado Islámico, como los atentados de Bruselas. El domingo 27, el horror llegó a un parque de Lahore (Pakistán). Un suicida mató a 72 personas. El parque estaba lleno de familias. El autor, el grupo Jamaat ul Ahrar, una facción talibán, señaló que su objetivo eran los cristianos. Leer más
149
30-03-2016
Si tienen posibilidad, plantéense ir al teatro para asistir a la representación de Foot-ball, espectáculo de danza que va a recorrer otra vez diferentes ciudades de España. Su director, el bailarín y coreógrafo Cesc Gelabert decodifica a través de la danza algunas de las mejores jugadas de fútbol. Tengo pasión por la danza y por el fútbol y me interesa la mezcla de ambas culturas, dice. No hace falta que les guste el fútbol e incluso es recomendable para quienes están hartos de la omnipresencia de este deporte. Foot-ball permite reconciliarse con el fútbol y entender la danza. Leer más
La casualidad ha querido que el fallecimiento de Mossèn Ballarín haya coincidido con la publicación en El Ciervo de un nuevo espacio titulado "Párrafos que dejan huella" en el que incluimos una cita publicada en el libro Quédate con nosotros, de Rosario Bofill. La cita que recoge Rosario Bofill, a partir de su conversación con él, dice lo siguiente: "Para mí, ir hacia Dios es como ir por aquel camino cubierto de nieve cuando aún no ha pasado nadie y que no ves porque la niebla te lo cierra: en el fondo hay una especie de luz difusa que te hace adivinar y sigues andando. Y cuando te vas acercando, la luz se va alejando, pero la vas adivinando. Para mí, caminar en la fe es andar por un camino a veces cubierto de niebla". Leer más
Durante mi naufragio en la educación secundaria esta revista me dio la oportunidad de remontar mi vida. Empecé a publicar críticas para El Ciervo y mi autoestima volvió. En 2007 entré en la Universidad con la ilusión de estudiar Historia, quería adquirir cultura para poderme dedicar a la escritura. Ése era el plan. En 2008 empezaron las luchas en contra del Plan Bolonia, me uní a ellas, las viví y sufrí desde dentro. Y llegó la gran fecha. Fue el día 18 de marzo. Ese día se desalojó a primera hora de la mañana de manera extremadamente violenta el edificio histórico de la Universidad de Barcelona. A las 12 del mediodía nos manifestamos de manera pacífica en apoyo a los estudiantes brutalmente apaleados y detenidos esa misma mañana. Los documentos gráficos no dejan atisbo de duda de lo que me refiero. Leer más
En Cataluña hay varias sinagogas. La más antigua es la de la Comunidad Israelita de Barcelona (CIB), de donde viene Jorge Burdman. Hay otras más pequeñas que nacieron después, como la Comunidad Atid, la comunidad Bet Shalom y el grupo Jabad Lubavitch. La comunidad judía calcula que en la actualidad en Cataluña son unos 15.000 judíos, muchos originarios de América del Sur. Jorge Burdman es de origen argentino, rabino auxiliar de Barcelona y responsable de las relaciones interreligiosas en Cataluña. Se presenta diciendo que lleva tiempo practicando la fe judía "desde el vientre de la madre", ríe y añade: "He nacido en una familia judía y en una comunidad judía, y a medida que he ido creciendo, he podido conocer mejor mi religión. El judaísmo es una forma de vida, cuanto más practicas la fe, más entiendes el judaísmo". Leer más
Si esa moda de expedir certificados de persona non grata sigue extendiéndose, pronto uno no será nadie si no puede añadir esa condición a su currículo. Hasta tal punto está despersonalizada nuestra sociedad que quizá habrá quien luche por conseguir el título y oposite con fervor a obtenerlo en su afán de, aunque sea no grata, ser considerados persona. Hemos visto como muchas corporaciones locales se han apuntado al beneficio de repartir con soltura diplomas, títulos y loores a veces se diría que por mero interés propagandístico de proyección de la localidad cuando no de su edil imponente de la medalla. Hijo adoptivo, ciudadano de honor, vecino predilecto, honorable compatricio, paisano distinguido, visitante ilustre… Pero ahora ya se ve que todo eso era muy fácil. Lo realmente meritorio es que, habiendo sido primero gratificado, de repente la ilustre corporación revoque su declaración de amor, apostate de su querencia y declare no grata a la persona. Eso es ya un grado superior y por ello deberían moderar las corporaciones esa carrera actual por nongratear para justamente ponerlo algo más difícil a los candidatos y a la altura de la misma denominación, que remite a algo realmente misterioso, serio y solemne. Leer más
La silueta de un hombre que portaba una cartera de mano surgió de la tibia luz del mediodía de diciembre. Venía hacia mí, decidido y decidida. El hombre y ella, la sombra. Me detuve. Metía paquetes de cartas en mi carro, atolondrado, acuciado por las leyes electorales, por los malditos plazos. Iba con un considerable retraso. No hacía ni una hora que me habían comunicado que me habían premiado por primera vez un relato. No hacía ni dos minutos que me abrazaba con uno de los protagonistas celebrándolo. Estaba más en las nubes que en la contrarreloj de llenar los buzones de falsas promesas políticas cuando escuché la voz melosa de aquel hombre, que ya no era también sombra, mientras me ofrecía un folleto. Leer más
El que escribe lo hace desde Williamsburg, mirando a lo lejos los rascacielos de la parte baja de Manhattan y el cielo cubierto de un gris que amenaza lluvia –aunque finalmente será nieve. Y mucha. Lo hace desde un barrio joven, como también lo es la ciudad. La mayoría son treintañeros o cuarentones que van y vienen de trabajar, sin apenas encontrarse con turistas en las heladas calles de la gran manzana y sin que nadie se pare a apreciar su vistosa vestimenta: en la urbe en la que el negro lo es todo, ya sea en coches, abrigos, zapatos o complementos, tan solo es necesario adentrarse en un local cualquiera para quitarse la ropa y, como si de una cebolla se tratara, dejar al descubierto capa a capa su lado más colorido. Leer más
170
10-02-2016
Ponemos a vuestra consideración un caso que desborda todas nuestras capacidades. Es un ejemplo de cómo una persona puede ser esclavizada a causa de su dependencia a las drogas. Una joven de 32 años es sistemáticamente, y a diario, agredida físicamente. Tiene signos claros de maltrato, hematomas, heridas. No quiere denunciar estos hechos. Interpretamos que las agresiones son por parte de la gente que le vehiculiza el consumo y que prefiere aceptar los golpes siempre y cuando tenga acceso a heroína y cocaína. Le hemos ofrecido las que llamaríamos propuestas más sencillas y convencionales: buscar un lugar protegido, cambio de ciudad, mantenimiento con metadona, pero chocamos con su necesidad de consumo, bastante elevado, por vía intravenosa. No acepta. Leer más